Waffles, en busca del gofre perdido

Me tomo un rato para que sepas que te quiero. Porque si no vengo, no es por falta de afecto, ya lo sabes. Porque si estoy callada no es razón de estarme mordiendo la lengua sino una simple cuestión de ir con ella fuera todo el rato. Llevo muda, cuanto? deja que calcule... 4 semanas justas. Lo sé, prometí que no volvería a las andadas, que iba a ser más cumplidora y organizada pero qué puedo hacer? el tiempo guerrea conmigo, me trae y me lleva a su antojo y aunque mi cabeza intenta imponer su propia voluntad, el cuerpo se deja llevar por las horas, los días y a poco que me descuide los lustros... por la parte que me toca, yo no quiero que corra tanto, me gustaría que frenara un poquitico, que me dejara disfrutar de todo con plenitud, sin sofocos ni fatigas. Pero va a ser que no. O corres o el muy canalla se larga sin ti.
Me gustaría retenerlo y disfrutar más de la niñez de Lucas que veo que se escapa, que crece sin miramientos y cada día es más muchacho dejando de reclamarme como lo hacía antes. Quiero retener al niño en mis pupilas, esas miradas ingenuas que poco a poco se van disolviendo por picardias, bromas y otras trastadillas de muchachote. Me gustaría coger a Álvaro y achicarle de un plumazo, hacerles de la misma edad y mantenerlos siempre así de canijos, eternamente en el limbo de las faldas de su madre que si voy más de pantalones es solo una cuestión práctica de estos ajetreos diarios porque si el tiempo me dejara depilarme las pantorrillas a mis medias pongo por testigo de que siempre llevaría falda...
Sí, me gustaría retenerlo al muy traidor para saber y aprender más: algo de fotografía, pintar al óleo, leerme los Episodios Nacionales y hasta la Espasa Calpe. Me gustaría saber más de todo. Poder cuestionar e investigar cada barbaridad que nos hacen creer, saber el porqué de cada cosa. Saciar mis ganas de conocimiento y para cuando me harte, ese día devolver al mundo todo cuanto me dio y entonces me gustaría retener el tiempo para poder enseñar a cada hijo de vecino, todo cuanto en la vida aprendí. Y mientras. por supuesto, seguir con lo mío sin hacer feos ni a las obligaciones ni a los placeres de mi vida, mis fregoteos diarios y tortillas de andar por casa. Lo típico, lo normal, que no aspiro a columpiarme de un guindo... y mira, estaba convencida que no iba a pedir nada más que tiempo pero a la que tomo conciencia de lo que escribo me doy cuenta que para cumplir mis deseos necesitaría o ser del planeta de superman o disponer de un montón de píldoras vigorizantes -o algo peor- o cuando menos una destilería de red bull en mi sótano para que las fuerzas no me abandonen por un alma más pausada y apática sin ambiciones maratonianas...
Y así las cosas, con mi gozo en un pozo, regreso al principio de mi post. Vengo a decirte que me falta tiempo para todo y que como le tengo tan limitadito, me toca priorizar y que a día de hoy mis chicos ganan por goleada y se comen mi tiempo libre entre risas y bromas -unas veces- y quejas y broncas otras que en esta casa como te imaginarás gastamos de todo. Pero disfrutando, así te lo digo. Borré facebook de mi movil y cuando disfruto de un día familiar o con amigos, el susodicho se queda en casa. Doy fe que hay vida después de tener un perfil en redes sociales. Muy saludable, créeme. Desde hace meses, no me conecto a nada después de cenar. Ejerzo de filete tirado en el sofá con el Günter a mi vera viendo la única tele del día. A veces toca enterarse de lo que le pasa al mundo y otras echar un par de risillas con los del big bang theory o los Simpson. Cada oveja con su pareja y la cabra al monte... Ah! y los fines de semana y fiestas de guardar, un dulce como está manda'o.
El mundo Waffle -gofre para los parlantes en españó- es uno de esos universos que me fascina. Me gustan a rabiar y si me corto y no los hago con más frecuencia, es simplemente por la concentración calórica que pueden llegar a amasar estas dulzuras. Antes de entrar a explicar los míos, enseñarte esta receta de mi requeteamada Vicky que he tenido el gusto de probar -los waffles, no a Vicky- y puedo afirmar que están para morirse en el acto sino fuera porque el afán glotón del buche te regresa del otro mundo solo para poder seguir engullendo el mortal gofre. Uno puede morirse y revivir tanto como de cantidad de gofres se disponga. Eso sí, a los de Vicky le quité el romero. Ese día sentí que no estaba para romerías pero cualquier domingo de estos cae con verde...
Pero, en este afán mío de extraer grasa y azúcar de los bollos sin pudor alguno, creo que es ésta la receta más succionada con la que me he encontrado sin perder sabor ni jugosidad. Porqué recetas con menos maleantes sí que he encontrado pero con resultados bastante mediocres y una cosa no puede quitar a la otra. La encontré aquí y es de una chica que tiene por costumbre pasarse los domingos dándole al waffle.

Yo te voy a mostrar cómo hacerlos. Cómo y con qué zamparlos es cosa tuya porque lo cierto es que no sé qué recomendar. Hemos probado con casi de todo encima y no sabría decir con qué me gustan más. Eso sí, el bichejo lo tiene requeteclaro...


Ingredientes para 6-7 waffles:
  • 3 huevos
  • 1/4 cdita. de sal
  • 70 gr. de azúcar
  • vainilla
  • ralladura de limón o de naranja
  • 250 gr. de harina repostera
  • 1 cda. de polvos químicos de hornear
  • 250ml. de Buttermilch (puede que admita un poco más. Si no tienes reemplaza por 200ml de yogur y 50ml. de agua)
  • 70gr. de mantequilla (usé 50ml. de aceite suave)
  • un poco de mantequilla para frotar la plancha de gofres

Preparación:
  1. Poner todos los ingredientes juntos y los bates con ayuda de la minipimer. 
  2. Calientas la plancha de hacer los gofres. Justo antes de verter la masa, unta las placas con mantequilla.
  3. Vierte masa hasta cubrir las placas, cierra la plancha y espera a que se doren. Consumir aún tibias.

24 comentarios. ¿te animas?

  1. Ayyy Mai cómo te entiendo. La de veces que he pensado lo mismo, retenerlos en una edad y que no crezcan, pero la vida manda más que nosotras y cómo me fastidia, jajaa!!
    Nunca los he hecho, porque con lo que me gusta comprar cacharros, ya si compro pequeños electrodomésticos ni te cuento, pero los tomé sólo una vez, en Bélgica y me encantaron, para acompañar le doy la razón al enano, que mira que ha crecido, madre mía, crecen por días, está enoooormeee, pero con mermelada roja que te he visto por ahí también tienen que estar bien ricos.
    Haces bien en priorizar, todo lo que pasa por este mundo virtual si no lo ves un día lo ves otro y si te lo pierdes tampoco se acaba el mundo.
    Me alegra verte de nuevo, da igual el tiempo que pase, sabes que te recibo como agua de mayo!!
    Besotes mi reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa mía! Pues tienes que hacerlos :-) no te queda otra! jajaja! y no protestes por una gofrera que un trasto más o menos fijo que ni te enteras :-D jajajaja! bueno, ahora no tienes muchos alicientes pero para cuando tu hija te haga abuela fijo que picas :-P un besazo

      Eliminar
  2. Mi queridísima Mai, como me gustan tus gofres, la carita del Lucas tan tierno y dulce y como te entiendo con respecto al tiempo, es insoportable ver que la vida se nos va a la velocidad de la luz y tantas cosas x hacer, por leer, por investigar, por aprender, por probar, por vivir... Te quiero! Me parece una opción muy certera quitar el F del teléfono y disfrutar de lo cotidiano sin estar pendiente de los q el aparatito te esta avisando.
    Yo también estoy perdida, igual que vos, afuera, haciendo miles de cosas y sin tiempo para el espacio virtual, aunque aveces lo extrañe.
    Me sorprendiste un montón con tu entrada, muchas gracias por tus hermosas palabras!
    Voy a despolvar la gofrera y probar tus deliciosos Waffles.
    Skype nos falta!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo a ti Vicky! espero ese skype como agua de mayo (a pesar de ser 1 de junio) y a ver si mi portatil nos deja que cada vez que enciendo el skype se me apaga el muy canalla :-( un besazo cielo!

      Eliminar
  3. Pues mira que estuve a un tris de dejar las redes, pero lo reconozco, me gustan, aunque lo que si hago es disfrutar de la cercanía, como haces tu, cada vez estoy menos en una u otra y me gusta vivir mi día a día, tampoco quiero perderme los pasos de mis hijos, e incluso los míos propios.
    Una de las cosas que compartimos Sergi y yo es cocinar juntos, y los waffles o crepes forman parte ello, nos reímos y comemos hasta hartarnos, esos son mis momentos de felicidad.
    Un besazo guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caty! como estás reguapi! a mí también me gustan porque me parece una herramienta preciosa. Me gusta la gente así que me gusta todo lo que me acerque a ella. El problema es que cada día nos quitan más. Por cada post interesante o cercano, o con el que disfrutas uno se despista con 100 absurdos de gente que solo busca llamar la atención porque se toma un café para desayunar, el mundo selfie que ya termina siendo agobiante y .. en fín, que te voy a contar. El caso, es que cuando suena el pi-pí de tienes una notificación no sabes si será chorra o te alegrará el día. Y como un imán, la gente tira de movil para descubrir de qué se trata.

      Mira tu mundo alrededor. La gente ya no separa los ojos de móvil. No! me niego. He hecho mi propia revolución y te aseguro que desde que miro a los ojos de mi chico más que al móvil tengo más sexo :-P

      Precioso el círculo cocinillas que hay en tu hogar :-) un besazo!

      Eliminar
  4. Esto no se hace a una amiga.....menos mal que has puesto una foto de Lucas al final...porque si no...no te lo perdonaría...yo aquí con la p...lechuga...y tu poniendo fotos a tamaño natural, no señor.....
    Mordiscos pichona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peores cosas habrás visto tú! que en los blogs de cocina las tentaciones están servidas con babeos incluidos :-) ánimo con la p...ensaladita!
      Besos

      Eliminar
  5. Están para comérselos (los waffles y el niño, que está precioso).
    Un placer leerte y conectar contigo en muchas cosas... el tiempo es el que nos pone en nuestro sitio, sin duda alguna!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :-) sí que está lindo y gracioso el bichejo. Cada día más muchacho y menos niño:-D un besazo

      Eliminar
  6. Pero que preciosidad de waffles, te han quedado maravillosos, los hice una vez muy diferentes a los tuyos, probaré con tu receta, que envidia me da Lucas, de que buen gusto lo acompañaba a comer uno, se le nota en la carita que tiene que estar delicioso, Mai con lo del tiempo yo no quiero ni hablar de el, mira a veces tengo la sensación de que se me escapan los dias y que no tienen las horas que deberían tener,voy siempre de última en todo y con el tiempo muy limitado para todo, y con los hijos igual la mía hace tiempo volo del nido y encima con 33 y yo sin polluelos pequeños y que ganas guapa, cuanto alegran la casa, bueno te dejo que en unas horas vuelvo al curro y aun aquí sin cerrar un ojo jeje...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh! anda que no vas a disfrutar tú con un par de polluelos a tu vera :-D hay que animar a tu hija! un besazo

      Eliminar
  7. Madre mía, cuatro semanas ya! En realidad ya te echaba de menos, y esperaba que tu ausencia fuera por lo que comentas, falta de tiempo y más ganas de aprovechar tus ratos libres con la familia que con las redes, así que me alegro de que haya sido así :)
    Yo te comprendo muy bien, aunque no tengo niños en los que dedicar mi atención (bueno, tengo un niño grande en casa que sí me requiere :P), pero es que hay que priorizar en la vida! Y me parece genial que lo hagas :)

    Mmmm, gofres!! Llevo tiempo queriendo una gofrera porque me encantan pero por el momento me resisto... cuando caiga al final las primeras recetas que probaré serán las la tuya y la de Vicky ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en el Lidl he visto que tenía esta semana unas muy majas. No sé si el ritmo de novedades es igual aquí y allí. Yo la verdad es que no compré la gofrera sino la sandwichera que de tantas cenas tontas no ha sacado. Vino con varias placas para intercambiar y los gofres entraron en nuestra rutina. Es una merienda especial para cuando tengo críos en casa y no quiero perder tiempo de bizcochos o muffins. En un periquete les planto una merienda de domingo y tan contentos todos :-) un besazo

      Eliminar
  8. Hola Maite! A pesar de ser nueva seguidora de tu blog, que por cierto me encanta, me identificó mucho con lo que nos expresas en este post. El mundo digital nos ha alejado tanto de ese contacto físico, esa sonrisa presente, de ese mirar de ojos, de tomar la mano de tu hijo/hija, de tu pareja, de tus padres,del compartir con los amigos. A veces veo en las cafeterías y/o bares una familia que estan sentadas juntas pero su atención y su corazón están en el móvil y terminan de comer y se levantan y se van sin haber intercambiado una sonrisa, es muy triste. Y el tema de los nanos, que rápido se nos hacen grandes y nosotras tratando de robarle minutos al día para poder disfrutarlos un poco más.
    Los waffles me encantan los comía mucho cuando era muy joven y vivía en EE.UU, me los comía con maple, mermelada, helado, yogur, frutas, chocolate, sirope de caramelo, nata o arequipe.Están super deliciosos pero si es verdad que están cargados de muchas calorías....jajajaja
    Un besote guapa, gracias por la receta y ánimo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lieny! es cierto, muchas veces miro con pena como la gente de mi alrededor atiende más su móvil que a los suyos. Me aterra que este sea el modelo a seguir para Lucas. Los niños aprenden de lo que ven, eso no me cabe duda. jajajaja! síiii los he probado con todo lo que dices menos con el arequipe que no tengo ni idea de lo que es. Lo buscaré en google. Y con cajeta mexicana o dulce de leche también están de muerte:-) Un besazo

      Eliminar
  9. Mai, cuando me conecto y hago un repaso de las ultimas entradas y veo que hay una tuya, siempre la dejo para el final... Me gusta saborearla, me gusta leerte despacito y con tiempo, ese del que todas nos quejamos que tanto nos falta.
    Cuanta razón tienes!! Qué rápido se pasa y qué rápido lo vemos pasar en nuestros niños. Aprovechalo y disfruta mucho de Lucas, yo volvería a empezar de nuevo con mi David, me gusta tal y como es ahora con sus casi 30 añazos, pero me acuerdo tanto de cuando era pequeño!!! Sabes lo que más me gusta? Que ahora que es adulto y después de nuestros más y nuestros menos en su adolescencia, se acuerda de muchas cosas de cuando era pequeño y me las cuenta!! Veo que valió la pena!!! Así que disfruta de tus chicos todo lo que puedas y más, y si puede ser acompañada de una buena tanda de gofres pues mucho mejor!! Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Tata, no sabes como me emociona saber que me dejas de postre, para saborear palabras y sorber recetas como en una buena sobremesa :-) Álvaro cumple 30 en noviembre y me pasa como a ti. Ahora, después de una adolescencia con sus más y sus menos, disfrutamos del uno del otro de una manera muy especial. Ahora es cuando tomamos conciencia de cuanto hemos aprendido el uno del otro:-) y sí, con gofres la vida se ve más amable,
      Un besazo

      Eliminar
  10. Hola Mai, ya estaba pensando en mandarte un mensaje de voz...has estado muy calladita este tiempo y yo un mucho liada...además de tomarme unos días de vacaciones que ya me estaban haciendo falta...un mes de mayo un poquito ajetreado...pero ya volviendo a la rutina...
    Aún no he hecho gofres...y mis hijos me los piden...y eso que ya han pasado la veintena...jajaja. Seguro que se pondrían las botas como tu hijo...que monada de niño!! está para comerselo con gofre incluido!!que pena no poder parar el tiempo...
    Contacto contigo en unos días. Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Julia! Hoy contigo todo el día en la cabeza:-P ya sabes! estoy en ello. jajajaja! me lo creo que los tuyos te lo estén reclamando. La edad poco importa, con mami y las cosas del comer un hijo es siempre un crío :-) me alegro que hayas podido descansar! fundamental desacelerar y disfrutar de la familia:-) Besos

      Eliminar
  11. Hola Maite, ye ya detrás de ti ni se sabe¡¡¡¡¡¡¡¡ no sabia que tenias blog, y me encanta tu cocina, como estas delicias que presentas hoy, y el niño tan bonito que se esta poniendo morado, yo quería que me hicieras un diseño de plantilla para mi blog, yo soy aficionada y de informática estoy pez, tu me dices como te lo tengo que pagar y que tengo que hacer, muchas gracias, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adita, recibí tu email. Te contesto en un ratito. Muchas gracias por tu visita :-) un beso

      Eliminar
  12. Hola Mai! Guapaaaa! No sé si te lo he dicho ya pero Me encanta leerte! Me engancho y se me hacen cortas las entradas (y eso que son largas eh jajJjJ). No me extraña que no tengas tiempo para nada pero fijate para el finde como has aprovechado a hacer gofres (vale así lo pronuncio yo jjajajaj). Me encanta lo de desengancharse de las redes sociales a mi también me gustaría y eso que sólo tengo fb pero lo miro mucho.Soy una viciosa. Me encanta la foto de tu hijo :) un besuco desde Santander

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mar, muchas gracias:-) y sí, aquí siempre vas a encontrar muchas palabras de aperitivo, eso es lo único que se repite y se repetirá en este blog. DE hecho en alguna ocasión me han llamado pesada y cuenta rollos pero a la vista -a la letra- está que no me doy por aludida. Aquí se habla más que se come y eso es mucho decir :-D un besazo!

      Eliminar