Espaguetis con pesto de almendras

Estoy harta de que facebook me obligue a recordar lo que a él le de la gana. Mis recuerdos son míos y solo yo debería tener el control de invocarlos o no. No lo soporto. A veces abre puertas que no deseo traspasar, como una reflexión que publiqué hace mucho tiempo sobre una mamá con cáncer que dejó escrito su manuscrito de vida a través de su blog. Hazaña maravillosa, un ejemplo de entusiasmo por la vida pero que cuando falleció nos dejó una tristeza brutal y ahora me la desentierra en un momento en el que anímicamente no me encuentro flamboyente de energías y las que tengo, las debo concentrar en mi mundo, no en el que la red social me construye...
Cada día facebook me muestra infinidad de noticias de curas rápidas contra el cáncer, vacunas mágicas contra el alzheimer, titular -por cierto- acompañado de la foto de una señora muy sonriente con muchos sensores en la cabeza pero que cuando lees el artículo se detalla que solo ha sido probado en ratas de laboratorio y no en humanos... engaños, bulos, mentiras de ida y vuelta que regresan muchas veces con diferentes historias pero una misma foto, como la de una nena que fue atacada por un perro y se aprovechó para construir distintas falacias como que la cría sufría malos tratos de su padre o de un niño musulmán que la agredió con brutalidad por tener un ojo de cada color... tremendas estupideces a veces pero que juegan con nuestros miedos y es que está demostrado que no somos capaces de distinguir el engaño y que el 70% de las veces nos la cuelan doblada y sin pomada. 
Así que un espacio maravilloso, en principio creado para mantener lazos de amistad y contacto con amigos nuevos, viejos y cibernéticos -sobra decir que con quien me junto es mi problema- se ha convertido en una plataforma que controla lo que veo y con quién me relaciono, censurando al Museo del Prado por mostrar desnudos pero permitiendo bulos inmorales o espaneadores que me ametrallan a diario con sus productos o los servicios de la madre que los parió... sí, quemada de ver lo que no deseo y no enterarme de lo que hacen los que si quiero seguir y su pecado es no ser coñazos porque facebook da prioridad a los que más uso hacen de su plataforma es decir, plastas egocentristas que me meten desde sus selfies a la tortilla de patatas hasta por las orejas, agencias de marketing que han prometido audiencias imposibles a sus clientes y, los más zotes a mi entender, blogs y medios que se dedican a expandir noticias virales sin contrastar -por supuesto-, sin valorar éticamente su contendido -por supuesto- y sin más propósito que conseguir muchos clics en el menor tiempo posible, requete por supuesto.

Hace unos meses reflexioné en una de mis entradas sobre esto mismo. ¿Facebook es un reflejo de mí misma? Definitivamente no. No es lo que yo construyo sino lo que me meten a capón sin darme libertad a definir mis prioridades. Y aquí siempre hay quien dice: pues bórrate y punto. Y ¿por qué? me pregunto yo, por qué me tengo que convertir en un ser asocial anacoreta y solitario solo porque.. qué? como una dictadura, esto son lentejas o las comes o las dejas? o qué?
Quiero ser libre para ser bombardeada por quien yo desee. Quiero separar a aquellos que me gustan y a los que deseo seguir. Quiero que la plataforma me marque y avise sobre personas que llevan años sin comunicarse conmigo, que están ahí y no sé muy bien por qué y desde luego, deseo decidir yo qué publicaciones son o no importantes para mí. Cada vez que hago limpieza o deseo poner orden, es un quebradero de cabeza tener que repasar casi uno por uno quién es y qué puede ver, si sus amigos me ven o no y si me etiqueta cualquier titirimundi que no tenga el poder de llegar a todos mis contactos... quiero controlar mi vida fuera y dentro de la red a mi aire y no al estilo secta donde o acatas todo sin rechistar o te esfumas...

Pues sí, la semana que viene voy a volver a hacer limpieza en facebook. Esta vez va a ser brutal. Quiero sanear mi mundo y mis alrededores que me son tan vitales como el comer. Estos espaguetis son una receta que clamaba por publicarse. No por mí sino por mi hijo Álvaro que adora los pestos. La última vez que estuvo en casa me dijo que mermeladas no, que pestos y salsas todos los que quisiera. Y eso hicimos. Llevaba en la maleta más frascos que calcetines :-)


Ingredientes para 4:
  • 50gr. de almendras molidas
  • 75gr. de queso parmesano
  • 2-3 dientes de ajo
  • un buen manojo de albahaca fresca
  • aceite de oliva
  • un poquito de sal. Opcional: pimienta negra
  • 400gr. de espagueti y agua abundante con sal para cocer la pasta

Preparación:
  1. Pon todos los ingredientes para el pesto en el vaso triturador o en la procesadora de alimentos. Lo trituras hasta tener una pasta fina pero con textura. La cantidad de aceite depende de lo que te admita el parmesano y la almendra. Debe de quedar jugosa pero sin que se encharque de aceite. Yo normalmente gasto 1/3 de un vaso de vino (mira en la foto de abajo).
  2. Reserva el pesto. Pon a calentar el agua con sal para cocer los espaguetis. Cuando esté la pasta al dente la retiras del fuego, la escurres y le añades el pesto. Servir inmediatamente.

15 comentarios. ¿te animas?

  1. Jolin Mai, ¡qué razón tienes!, si yo cobtestase las preguntas diarias de facebook me censurarían seguro. Pienso lo mismo de lo de los recuerdos, y me hastía la gente q una y otra vez comparte su foto/recuerdo cada año... Cada día le marco varias veces la opción de que no quiero ver más publicaciones de páginas o personas que siguen algunos amigos, hay cosas q les gustan a ellos y a mi no, es algo totalmente licito y normal y por supuesto respetable, al igual que muchos harán conmigo. Elijo todo lo que me deja el señorito facebook y no quito más a veces pq no puedo...jaja... Bueno pues eso, como siempre me encanta leerte, me llevo tu pesto, bueno el de Alvaro. Un besazo y mucho Amor, ,cuidaros un montón guapos. 😘😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es María, tal cual lo cuentas. Me tomo la molestia de contestar, de marcar de configurar pero sigo sin control. y cuando echo e menos a alguien y me voy a su muro y veo cosas lindas y amables (/o por lo menos a mí así me saben) entonces me pregunto ¿Y por qué yo no vi esto?

      Que pocas ganas de ser dócil. Un besazo

      Eliminar
  2. Querida Maite. ¿Sabes que no nos tenemos en el susodicho Facebook? Lo curioso es que como la dichosa red social va cambiando comse le antoja, hace un año, guardabas un número de móvil y al instante, ya te salía si conocías a esa persona. He comprobado que ahora ya no pasa y me alegro.
    Yo paso de compartir los recuerdos que ellos deciden. Por ejemplo hoy me recordaba los tres cumpleaños de mi hijo anteriores con tarta uncluida y he pasado de escribir, ni de compartir nada.
    Estamos super controlados, pero no lo saben todo, por suerte.
    Tu pesto con almendra no me extraña que a tu hijo le encante. A mí también.
    Te mando un abrazo y yn besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te das cuenta Marisa? Ese es el problema. Tanto me lía que al final no tengo a quien quiero tener y me agota con los que ni conozco. No, definitivamente voy a pner orden ya mismo! Un besazo

      Eliminar
  3. Bueno Mai estoy de acuerdo en mucho de lo que dices, también es verdad que creo que todo tiene su parte buena y su parte mala, que en parte nostr@s decidimos, aunque eso de recordar cosas aunque tu decidas no publicarlo a ti ya te lo ha recordado igualmente, me parece bien que hagas limpieza, por lo menos lo que face nos permita controlar lo tengas a tu gusto, la pasta me encanta y el pesto también, de almendras no lo probé nunca pero seguro lo haré,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noe, sabes que ya comencé? me está quitando tiempo repasar todos los contactos pero está mereciendo la pena, ahora tengo mucha ilusión de tener un facebook más sanote y amigable :-) en cuanto a los recuerdos... a veces es mejor no abrir la caja de pandora. Un besazo guapa!

      Eliminar
    2. Hola Noe, sabes que ya comencé? me está quitando tiempo repasar todos los contactos pero está mereciendo la pena, ahora tengo mucha ilusión de tener un facebook más sanote y amigable :-) en cuanto a los recuerdos... a veces es mejor no abrir la caja de pandora. Un besazo guapa!

      Eliminar
  4. Admito que no soy fan de Facebook para nada... pero tu pesto me ha encantado, y mas tu hijo diciendo que salsas si pero mermeladas no. Eso es sinceridad en estado puro. Sigue igual de fiel a ti misma, haz limpieza, que siempre es muy higienico, y te quedas renovada y solo con lo que tu decidas que es bueno para ti. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí Macu? sobre todo cuando se tiene que organizar los mediodías casi sin tiempo para cocinar nada decente así que estos frascos le apañan y le hacen la semana más feliz. A ver como me lo monto para que tenga suministro regular de botes :-) un besazo

      Eliminar
  5. Un ole x Álvaro y por este pesto que te has marcado, también lo hago con almendras y está requeterico, mi hijo es un amante de la pastas y por supuesto de los pestos, así sin más y que ricos están.
    Respecto a lo de face, buff, no sé que decir, creo que andamos igual, te pierdes cosas quieres ver y ves cosas que no quieres, tienes la opción de hacer listas de amigos y nejres amigos, así cuando entras solo ves lo de esos amigos que tienes en las listas o de priorizar a quien quieres ver primero jeje, no utilizo nada pero sé que está, si vuelvo me tendré que organizar.
    No te dejes llevar, relaja tu mene y pasa muchas cosas, en estos momentos debes estar en lo que estas y pasa de lo demás, toma decisiones y ejecútalas.
    Espero seguir en tu lista la semana que viene y sino es así seguiré entrando quieras o no. jeje
    Un besote y mucho cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes lo que pasa? que aquí no hay piñones y los que se pueden compara carísimos y medio rancios. A los autóctonos les gusta hacerlo con nueces pero cuando les planto este de almendra lo alucinan en colores :-)

      Y ya sabes que sí, que estás con los cosidos a mi mundo porque hay gente que tengo muy claro que no os suelto. Un besazo

      Eliminar
  6. Yo tengo amor odio con Facebook, bueno, en general con todas las redes, mil veces he pensado en enviarlo todo a paseo pero después lo lamento por aquellas personas que valéis la pena, y como bien dices, por qué tengo que dejarlo?. Cuando creé la página, mi intención primera fue que el perfil fuera algo mío, nuestro, pero de pocos, mis publicaciones a no ser que por alguna razón no sea así, son privadas, o sea, que sólo las veis mis amigos, aún así tengo un montón de gente que me pide amistad y que no conozco, en ese caso me repito me gustaría que conocieran mi página, que es mi imagen pública, y no mi perfil, como no es posible todo, o hago limpieza o paso y acepto, creo que haré lo primero como tu.
    Del pesto soy igual que tú hijo, menos mermelada y más pesto, es lo que tiene cuando es una salsa tan fácil y deliciosa y casa tan bien con la pasta, arroz e incluso ensaladas ;)
    Besos mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amor porque te gusta y odio porque te impone. no hay que dejar que ganen, que nos hagan desaparecer. Me fastidia mucho la gente que se toma tiempo y desaparece solo para ciertos elementos se olviden de ellos... no, no, las redes están para ser y no para que nos controlen cuestionen, censuren y critiquen. Si a la inspiración, al afecto y a estar despierta por el mundo. No a los chungos, tóxicos, egositas y controladores que nos quieren cortar las alas. A todos esos tendíamos que apartarlos igual que hacemos en la vida real. Un besazo

      Eliminar
  7. De verdad Mai que (de nuevo) no podría estar más de acuerdo contigo... No sabes lo que odio todo lo que Facebook me recuerda, me anuncia, etc... Si al final parece que lo de menos es la relación con los demás!! En fin... Que lo mantengo basicamente por el blog, porque sino ya te digo yo que pasaría de esa red social. El pesto de almendras me ha encantado!!! Me lo guardo. Besitos

    ResponderEliminar