Pan de queso fresco sin levar o Topfenbrot

Últimamente cocino mucho y eso es bastante decir para una persona que prepara comida a diario. Pero ya sabes el dicho, al mal tiempo buena cara y mejor panza... lo sé, esa coletilla la acabo de improvisar pero estarás conmigo que con los jugos gástricos bien estimulados todo se lleva mejor y resulta menos costoso para el ánimo ponerle buen talante a los nubarrones, para que mentir.  Porque la magia de un fogón hace maravillas en el alma y como prueba de ello, la literatura anda llena de ejemplos. En El festín de Babette, una aldea introvertida por sus secretos y sus roces despierta ante el misterio de Babette, que emplea su recién adquirida fortuna en preparar un banquete para sus convecinos. Y a la que Babette se emplea en dar forma a sus manjares, todas esas panzas cándidas van despertando e impacientándose ante el misterio, ante el placer de una buena mesa y ante sus papilas gustativas en estado puro... 
En Como agua para el chocolate, Tita desde su nacimiento se expresa en la cocina. Nada acontece en su alma que no lo transmitan sus platillos. El amor, la pasión, la desgracia y la desesperación quedan almacenados en sus sabores haciendo que el respetable pierda el control de sus sentimientos al primer bocado. Joanne Harris en Chocolat, nos abre las puertas de una panadería que dejó de serlo para convertirse en bombonería, donde entre chocolates y pralinés desnuda las almas de un pequeño pueblo francés, rudo en felicidades y educado en la austeridad emocional. Ella consigue con una taza de chocolate ablandar el espíritu de sus vecinos despertando la indignación del cura sabedor que tan maravilloso aroma solo puede atraer el pecado al lugar. El pecado de dejarse llevar por las emociones. Porque Vianne es capaz de atribuir a cada ser su bombón con el que desatar sus pasiones y secretos más íntimos, dejando así la felicidad libre de cadenas. De todos menos las suyas propias... pero esa es otra historia...
Y si yo fuera un personaje de novela con el que desintoxicar emociones, montaría una panadería bollería. Sin etiquetas ni remilgos. Caprichos de a diario, para sentirse uno seguro. Migas para mojar en leche, en sopa o en salsa. Pan viejo para pudines, rebanadas para torrijas, bocadillos o simples cachos de pan para engañar que en la mesa escasean trozos de carne. Un obrador al que nunca le falte leña con el que calentar durante los fríos del invierno, dejando que la clientela repose sus huesos destemplados al calorcico del local, desatando tertulias y dialécticas al alimón de una taza de café o un cuenco de sopa porque sobra decir que no hay sueño en mi ser donde no se reclame una sopita caliente o fría dependiendo de la estación. Porque del mismo modo que el establecimiento cerraría puertas y ventanas a cal y canto para no dejar que se colaran los fríos, éste se desparramaría en frescas corrientes en los días calurosos, dejando que las limonadas y gazpachos se sirvieran sin etiquetas ni solemnidades, como tiene que ser...
Y te dirás "Mai, ¿ por qué no pones tu sueño en práctica?". Porque no se trata de despachar bondades a diestro y siniestro sino solo a los que desean ser rescatados de sus penumbras emocionales. Y para eso, la clientela también tiene que ser de novela donde las almas tóxica escasean y las buenas personas, con sus pequeños pecadillos de andar por casa, lo inundan todo. Y es que en el mundo, el veneno se extiende rápido y los antídotos escasean. Es imprescindible reducir el círculo de parroquianos a sentarse en tu mesa. Es muy triste tener que huir como Babette, Tita o Vianne. Cada una de una cosa pero todas ellas arrastrando soledades. Yo sé que el truco está en no estar solo. En dejarse abrigar, dejar las orejas en on, las ansiedades en standby y darle al off a todo el que sabotee tu felicidad. Nada más ni nada menos. Gracias a los que me habéis escrito y recordado que puedo contar con vosotros incondicionalmente. Lo sabía. Vaya si lo sabía. Sois como los antídotos. Escasos pero certeros. Rectifico, sois mi antídoto. Tal cual. 

Este pan también es un antídoto. Sin levar, rápido en hacerse y por supuesto, rápido en comerse. Antes de llegar aquí lo llevo haciendo el verano entero. Y cada día nos gusta más.  


Ingredientes:(receta original, aquí)
  • 250gr. de harina repostera
  • 1 sobre de polvos químicos de hornear tipo royal
  • 250gr. de queso fresco tipo quark (o 150gr. de ricotta y 100gr. de yogur)
  • 1 cdta. de azúcar
  • 1 cdta. de sal
  • 1 huevo
  • opcional: un poco de leche para pincelar la superficie

Notas:
  • Lo ideal desde luego es hacerlo con queso quark, queso fresco fermentado que le da una jugosidad a la masa increíble. Pero es injusto que te quedes sin probarlo por falta de quark. Mezclando un queso tipo ricotta con yogur se obtiene un queso de características y sabor muy similares. 
  • Para conseguir una costra bonita es imprescindible pincelar la superficie el pan. Puedes hacerlo simplemente con agua aunque a mi me gusta el color que le proporciona la leche. Una vez pincelado, si le espolvoreas un poco de harina por encima quedará bonito a rabiar.

Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Mezcla todos los ingredientes juntos en un bol hasta tener una masa compacta. Puedes ayudarte con unas varillas eléctricas de amasar.
  3. Enharina la encimera y extiende ligeramente la masa. La doblas como si fuera un libro y escondes por debajo los pliegues (ver la foto de abajo). 
  4. Pasa la masa a un molde para plumcake y presiona bien para que no queden bolsas de aire en la masa. Para que quede más crujiente y bonita la corteza, pincela la superficie con un poco de leche y espolvorea un poco de harina. Hornea más o menos unos 45 minutos hasta que tenga un color dorado y uniforme.


Un par semanas después...


Esta es la versión de Ana María de Cocinando entre Olivos. Bellísimo!

20 comentarios. ¿te animas?

  1. Ains....¡Me encanta!, yo me iría corriendo a tu panadería guapísima. Son de mis películas preferidas....Chocolat no se que tiene pero de vez en cuando tengo que volver a verla...por que me hace sentir bien, y no es la primera vez que cuando ando algo "cruzadilla" la comida sabe un poco raro...jeje.... Eres muy especial Mai....y como tu dices....para lo que necesites aquí estamos para lo poco que podamos ayudar.... Un besazo muy fuerte y a cuidarse....mucho Amor del bueno. Besitos.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meri! para especiales, vosotros, mis paisanos de viaje. Mi genialidad es expresar lo que todos llevamos dentro :-) un besazo y mucho amor!

      Eliminar
  2. Hola preciosa, sabes? Me has hecho soñar con tú obrador sentada en un rincón saboreando un rico chocolate y sintiendo el alma de los que allí estemos mientras doy buena cuenta de este delicioso pan que nos has preparado..
    Un besote. No sé si te llegará, ya sabes, ando con el móvil y no siempre hace lo que se le pide.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche! soñar es bueno cuando se hace en buena compañía :-) gracias por estar ahí querida mía y cuenta también conmigo para todo lo que quieras. Un besazo y como dice María, Mucho amor del bueno,

      Eliminar
  3. Unas películas preciosas... y una bonita reflexión. Yo también me dejaría caer por la pasteleria... Así que ya sabes que tendrías mas de una clienta seguro. Pero entre sueño y sueño bueno es recordar que tenemos recetas deliciosas como ese pan que seguro que también nos dan mucha felicidad, verdad? Es fácil y tiene una pinta estupenda!! Aquí hay quark en Lidl, así que no hay excusa para no probarlo!! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es! soñar está precioso porque ayuda a quitar hierro emocional pero mascar.. ainsss mascar! eso si que devuelve la vida. Anímate porque merece la pena probarlo con lo fácil y rápido que es. Un besazo

      Eliminar
  4. Jolinas......
    ¡Qué maravilla!....
    Tendrías una tiendita guay...lo se....mona...con trapitos, y seguro que acabarías regalando a las clientas un chocolate caliente...y acabarías poniendo unas sillas pequeñitas con cuentos para que la gente se acerque a leerles a los niños....me imagino tu tiendita Austriaca, jiji...solo en la imaginacióooooooooon....
    Besos guapa, sabes que te quiero...
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! ni idea de si tendría muchos trapitos pero sí flores e hierbas y muchas baldas de pan de todos los colores y tamaños:-) un besazo

      Eliminar
  5. Me ha encantado estar en tu pandaría-bollería jeje se que es un sitio ficticio pero por como lo has descrito se que es un sitio que me gustaría estar y disfrutar, el pan debo probarlo, me gusta como se ve la miga,delicioso seguro,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noe, qué tal preciosa! seguro que pasaríamos ratos muy hermosos :-) un besazo

      Eliminar
  6. Mai querida ya estoy viendo hasta la decoración y los colores de tu obrador y los aromas ni te cuento, yo también te pasaría a visitar vuelta y vuelta y con tanta gente linda que hay en este mundo te aseguro que los que la llevan negra de energía negativa no se acercarían ni a palos, vos tranquila. Ahhhhh que romántica se pone la cosa...
    Te quiero y ese pan me lo comería entero !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! sí que se pone romántica la cosa, bien bonita :-) por cierto, este pan es de lo tuyos, los fáciles que no necesitan levar. Un besazo y yo tb te quiero galleta Hug!

      Eliminar
  7. Yo también sueño con tener una panadería-pastelería, nada estiloso o súper moderno-cuqui, pero con ese aire hogareño, reconfortante, con un buen horno y olor constante a panes y masas recién hechos, con café bueno, con sus parroquianos... es un poco una utopía de cuento, pero soñar es gratis :).
    Y sí, el estómago caliente y lleno hace que todo se vea mejor, sobre todo si se comparte y se hacen felices a las barrigas que nos rodean :D.
    Me apunto el pan porque yo soy muy fan de las masas rápidas con quark; tengo en mi recetario unos bollitos de queso fresco que me encantan y que suelo hornear semana sí semana no. La miga de este pan me ha enamorado!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo es gratis sino que es muy sano esto de soñar :-) un besazo guapa

      Eliminar
  8. Maite. Me gustan mucho todas ellas, pero me quedo con algo que has escrito tú y lo adopto ya mismo: "Yo sé que el truco está en no estar solo. En dejarse abrigar, dejar las orejas en on, las ansiedades en standby y darle al off a todo el que sabotee tu felicidad". Es precioso y necesario reconocerlo.
    Me quedo con tu negocio soñado, me quedo con ganas de una entrada especial describiéndolo. Es bueno soñar cuando lis vientos no son propicios y hay que enfrentarse a ellos.
    Tu pan, me requetegusta y me lo llevo.
    Me he acordado de ti mucho desde que hablamos por wass. Muchos besos y a ver si podemos hablar esta próxima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda tuya querida mía! la semana se me pasó volada, aún no he parado a tomar aire siquiera :-) pero los momentos de ensueño nos frenan un poco y nos dan otra prespectiva de todo. Un besazo

      Eliminar
  9. Hola, un pan riquísimo, me encanta, si no me conoces te invito a mi blog http://proyectojuliachild.blogspot.com.es/ un saludo de sole

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Soledad y ya me he pasado a conocer tu blog. Un besazo y gracias por la visita,

      Eliminar
  10. por favor que pan tan rico¡¡ si la miga parece un bizcocho¡¡.
    me lo apunto que tengo que hacerlo si o si.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no es como un bizcocho, la miga es como de pan de molde. Un besazo,

      Eliminar