Pudin de donuts de chocolate de Marikeli

Nostalgia. Por aquí vienen hoy los tiros. Y es que la susodicha es el síntoma preclaro por el que todas las personas pasamos al vivir un rato más o menos largo. Mi hijo pequeño, sin ir más lejos, tiene nostalgia de cuando era bebé y se pasaba el día colgado en mis brazos. Ahora, en cuanto tiene ocasión, se me sube a la chepa y me hace placajes para que no huya -normalmente me prepara estas encerronas cuando me acerco al sofá- y una vez en su garras debo hacerle mimos, carantoñas y de paso masajes en la espalda... si no contribuyo a calmar su nostalgia, seré tachada de mala madre porque resulta incomprensible no sentir solidaridad ante algo por lo que todos con más o menos frecuencia pasaremos sin remedio...
Según la RAE -¿Creías que iba a dejar pasar palabra tan bonita? ¡ni en sueños!- es la Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida. También dice que es pena por verse ausente de la patria o de amigos. Creo que tengo todas las papeletas para ser una nostálgica vitalicia, porque si miras mis réditos presentes y pasados tengo un puña'o bárbaro de razones a las que recurrir para justificar mis penas y cantarlas si se tercia a lo Chavela Vargas. Y nadie podría llamarme cantamañanas que a mis melancolías me remito...
Pero las nostalgias que más bemoles nos arrancan siempre son las relacionadas con la infancia o con los tiempos mozos.  Se dice que cualquier tiempo pasado fue mejor. Podría ser. Yo la verdad es que algunas etapas de mi vida me dan sarampión y como el psiquis es muy listo me mantiene los recuerdos entre brumas. ¿Te quieres creer que si me cruzara con mi exmarido por la calle creo que no le reconocería? todos sus recuerdos los tengo empañados. Cuando miro atrás, a aquellos años, me veo como sola por el mundo, paseando o hablando con una mancha... curioso, verdad? y mira, yo tan contenta para qué mentir porque si mi subconsciente -que es más listo que yo- cree que es mejor recordar un manchurrón antes que a aquel hombre pues sea y no seré yo quien insista en ver más allá porque las valentías hay que guardarlas para otras cosas.
Y así, aún con el recuerdo mancha abstracta en mi cabezota, me he topado con una palabreja que me ha puesto los pelos de punta: monomanía de mono y de manía -la RAE no aclara que tipo de mono, habrá que echarle fantasía- y es, de nuevo cito: Preocupación o afición desmedida que se reprende o afea en persona de cabal juicio. Aquí me ha dado un repelús brutal porque si una manía ya es mala,  y un maniático es para darle de comer aparte, ¿qué podemos esperar de un monomaniático? En mi casa creo que se liaría parda si al Günter cuando le dan sus neuras le salgo con eso de "cariño, no me seas monomaniático, por favor" ¿qué se debería de deducir de esto? que le estoy llamando gorila insoportable? que es un tocapelotas de lo más mono?  En este caso, habría que darle la razón cuando me reprocha que no hay quién me entienda.
Pero esto ha ocurrido después de que se presentara mi nostalgia a pasar la tarde conmigo porque a mí normalmente no me viene de repente sino al hilo de cualquier detalle. Esta vez detallazo, porque se presentó cuando leí el post de Lola celebrando su octavo cumpleblog. Ocho que se dice pronto aunque que sepa mi medio-paisana que le piso los talones que desde el mes de junio, llevo pilotando este blog siete fantásticos años. A la que eché la mirada atrás me vinieron muchas ausencias a la cabeza. Blogs muy bonitos que ya no se mueven. Quiso también el destino que ese día me topara con el primer comentario que mi Ventolera dejó en el blog. Casi me morí de emoción.. es verdad, cuantas cosas bonitas, y cuantos sabores nuevos, y experimentos... Ahhhhh y aquí vino de nuevo mi pequeña obsesión monomaniática de los blogs nostálgicos de antes: el pudín de donuts de chocolate de Marikeli! De esta vez, me dije, no pasa. Y mira, no pasó.


Ingredientes para 4 sin opción a repetir:
  • 4 donuts de chocolate (los míos eran minis. 9 en total)
  • 2 huevos
  • 500ml. de leche
  • 75 gr. de azúcar
  • algo de azúcar glas para decorar

Nota:
  • Marikeli le puso 125gr. de azúcar. Yo estaba dispuesta a ello cuando mi compinche en esta diablura me dice: Mami, eso es mucha azúcar, me quieres envenenar o qué? Me sentí culpable y herida en mi pundonor de que un renacuajo al que yo le controlo las chuches, me recrimine el azúcar del pudin. Por eso ese hachazo hasta dejarlo en 75gr. Cuando lo probó el muy canalla me dijo "Uy, qué dulce". Creeme que no, estaba perfecto pero a los más golosos les recomiendo que echen sin puñadico más.

Preparación:
  1. Precaliena el horno a 180ºC.
  2. Corta los donuts en trocitos menudos y los pones en un recipiente de horno (o en individuales como quieras). Añade los huevos y el azúcar a la leche y lo bates.Vierte la mezcla sobre el recipiente con los donuts.
  3. Hornea unos 20 minutos. Apaga el horno y deja que reposen dentro 10 minutos antes de sacarlo y dejarlo enfriar por completo. Los recipientes individuales con 15 minutos de horno tienen bastante. Justo en el momento de servir, espolvorea un poco de azúcar glas.

16 comentarios. ¿te animas?

  1. A mi me pasa un poco como a tu hijo y aún ahora cuando estoy baja de moral o me preocupa algo abordo a mi madre en el sofá jaja y si ve que le pongo la cabeza en el hombro es que quiero mimos jajaja y mira que después yo no soy muy dada a darle besos y asi jaja pero hay momentos...el pudin de donuts nunca lo hice y creo que tiene que estar de vicio eso si con lo dulceros que somos yo pondré algo más de azñucar jeje,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Noe!
      jajajaja! como dice Esther es una envidia poder hacer eso :-) un regalo fantástico que siempre que nos ancla en la felicidad más básica que al fin de cuentas, es la que luego vale :-D un besazo!

      Eliminar
  2. Hola Guapisima!! que maravilla de pastel nos traes hoy, yo daría buena cuenta de el, solo con verlo los ojos me hacen chirivitas jeje, mira guapi, dale minos al mozalbete todos los que el quiera, eso es lo más sano que hay en el mundo, como le digo yo a mi hija ya quisiera yo que mi madre fuera así, pero no, si intento achucharla me dice pesada y dejame en paz, si no tengo cosas quehacer y demás, ya ves, y mi hija siempre encima mia, cada uno es como es y mientras el los pida tu dal, eso es algo que jamás se le olvidará, y además eso para su desarrollo es estupendo, va a ser un crio muy bueno ya veras, lo se...Besitos corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi queridídima Esther! ni te imaginas que facilón y que rico. Lucas cuando ha visto las fotos en el blog me ha dicho que es el postre injusto porque comió solo un poqito (eso dice) y que no pudo repetir. Y lo peor: que no lo he vuelto a hacer. Pero en eso estoy siendo muy sería: un dulce por semana, no hago más que sino nos los comemos y los kilos de más sí que son injustos :-P

      Un besazo guapa!

      Eliminar
  3. Uau, que rico, me pierdo por un pudin la verdad, pero con donuts no lo conocía y son palabras mayores. Super bueno de verdad.
    Un beso. Con sabor a huerto blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hola, yo también tengo debilidad por los pudin, me da igual cómo cuándo y porqué, todos me caben y los degusto a placer. Este tiene ese punto infantil maravilloso además de suave y ligero. Cayó en tiempo record.

      Eliminar
  4. Yo últimamente estoy nostálgica por muchas cosas....y sabes que algunas muy gordas, y en vez de pasar de ellas...añado otras así que en fín...a pesar de que mi I. hace lo imposible para que me encuentre en un estado de felicidad constante....por dentro estoy hecha un rastrojo....ya pasará...no hay enfermedades por medio y mientras haya salud, todo lo demás es perfectamente superable con algo de tiempo.
    Esta receta fijo que lo cura todo....yo tengo un bread and butter pudding en mmi blog con unas fotos tan feas que debería repetirlo para darle la importancia que tiene a un plato tan sencillo, tan suculento, tan bueno y que además coopera para que se nos ponga a todos la sonrisa en la cara....
    Un besazo...necesitaría un Lucas en mi sofá....eso hace bien...de vez en cuando lo tengo pero no todo lo que quisiera.
    La semana que viene sin falta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, lo que cuentas tiene pinta de tristezas más profundas. A ver si hablamos pronto y me cuentas. Respeto a ese pudding sí, deberías de hacer algo porque es fantástico ir trabajando por tener todas las recetas con buena cara:-) un besazo y hablamos pronto,

      Eliminar
  5. Pues si, yo también me pongo melancólica en ocasiones y reclamo abrazos y achuchones para paliar el momento... Y chocolate. El chocolate también ayuda. Y en forma de pudin de donuts, también me sirve. Se ve deliciosisimo!!! Y yo como tu hijo, con poco azúcar... Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si es verdad Pili, ainsss, lo que no haga el chocolate y un achuchón!!!! besos

      Eliminar
  6. Te leo y me veo por duplicado. También tengo un hijo mayor que se hace pequeño a menudo y hasta pone voz de pequeño. Se viene a mi cama, parece que ha "meado" el territorio de su mamá para que nadie se acerque, se convierte en padre, si ve que lo necesito y a la vez, me pide cosas que hacía de pequeño y que ahora parecen imposibles: Mami, hagamos "pachín, pachún", que era y sigue siendo, poner sus pies sobre los míos, cogernos de las manos y andar poco a poco, diciendo "pachín, pachún" y recorriendo todo el pasillo, incluida la curva. Eso, cuando tenía un año o dos, vale, pero ahora, con los 24 a la vuelta de la esquina y todo su peso sobre mí, pues... duele, pero te aseguro, que no le hago ascos. Yo también tengo madre poco cariñosa y muchos recuerdos que quiero emborronar, incluso el ex, pero ése, lo tengo todavía dando...
    Me encanta tu pasión por la RAE, yo soy un poco "monomaniática" buscando cosas en google, entre otras muchas cosas.
    Tu querido niño se va haciendo mayor y ya se da cuenta de que hay cositas que ya no tocaría hacer o pedir, pero su mami, ahí está, que ya llegarán las novias para sustituir parte de esos mimos.
    Un placer leerte siempre y una suerte que hayas recuperado este delicioso pudin de donuts que ya hace años se publicó. Las fotos, a las golosas como yo, nos abren el apetito y nos disparan el mono de dulce.
    Muchos besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! es verdad! porque bueo, Lucas aun pesa poco pero Álvaro cuando se me cuelga me deja rota :-D pero así les sale y les saldrá, es lo bonito y lo que de verdad cuenta. El cariño. Un besazo guapísima!

      Eliminar
  7. Uy, nostalgias a mí... Yo soy tremendamente nostálgica, sin olvidar un toque de melancólica, pero soy consciente de que es un sentimiento algo engañoso. Me he dado cuenta de que con el paso del tiempo sientes nostalgia por épocas pasadas que en su momento no eran realmente tan buenas; es decir, tengo nostalgia de años en los que ya tenía nostalgia por otros años anteriores a esos. Es confuso y absurdo! Pero es nuestra naturaleza :P.

    Ahora soy consciente de eso y procuro tener los pies en el presente apreciando el momento, porque sé que el tiempo vuela y en nada te vuelves nostálgica de algo que ya ha pasado. Pero es verdad que los que tenemos familia lejos, o que nos hemos mudado a muchos kilómetros del hogar, tendemos a sentir más nostalgia. Yo he estado en Suiza este mes de agosto y acabo de volver de Murcia, y ayer mismo me dio un bajón. Esos recuerdos de la infancia, sobre todo de aquellos veranos fantásticos en el campo, de viaje con mis padres, los días de empezar el cole, la feria de septiembre en Murcia... me traen tantos recuerdos buenos que olvido que no todo era de color de rosa!

    Este mes hay muchos blogs celebrando sus aniversarios y me he dado cuenta de que el mío cumple 10 añazos. Madre mía. Cómo vuela el tiempo. Es verdad que también hay nostalgia por esos inicios de la blogosfera, cuando eramos más inocentes y nos moríamos de ilusión al recibir comentarios de otros, entablando bonitas amistades. Algunos han desaparecido sin dejar rastro, pero me alegro de que otros como tú sigáis ahí. Nunca te esfumes sin avisar eh? :P

    Uf uf, qué buenísimo tiene que estar el pudin de donuts de marikeli, madre mía!

    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola linda! como dices es siempre engañoso porque se endulza, no sé porque pero el recordar da ese toque "mono" al pasado. Y es injusto para el presente, verdad? pero la nostalgia hay que lucharla para que no se convierta en perdida, en tristeza de lo que hubo... recuerda que quién tuvo, retuvo... y no te preocupes que no, hierbas y especias no cierra. Puede que llegue un momento que no pueda pero hasta para eso tengo un plan en mente :-D dios mío que peligro tengo :-D

      Un besazo y bravo por esos 10 que tantas satisfacciones te han reportado:-)

      Eliminar
  8. Ay Mai, ¿te puedes creer que mi blog ya cumplió los 8 años en febrero? Aunque bien es verdad que llevo desde entonces sin publicar, porque últimamente el cachorrillo absorbe todo mi tiempo. Pero volveré, seguro que sí.
    Yo soy poco de mirar atrás, para atrás no hay que mirar ni para coger impulso, pero sí que echo de menos a gente como Cerise, Noema, Arantza, Marcela.... gente que más que blogs de recetas, tenía bitácoras en las que ponía por escrito sus pensamientos, y realmente bien escritos. Ahora lo que prima es lo visual, las fotos "cuquis" pero los textos hasta con faltas de ortografía.... no sé, para mi esas ausencias han hecho que haya perdido mucho interés el mundo-blog.
    Pero siempre nos quedarás tú :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de echar el cierre que no me entere. Porque aunque ahora no te lo creas tu renacuajo dentro de nada interactuará haciendo cosas contigo y lo mejor (o peor, quien sabe) es que empezará a ser independiente y el tiempo medio libre regresará por arte de magia.

      Es verdad que la blogosfera ha crecido y ahora hay mucha más variedad de estilos de blog pero aún hay lugares que se leen y que transmiten muchas cosas bonitas. Yo sigo disfrutando, con menos tiempo para la comunidad pero igual de comprometida y necesitada de mis recetas e historietas :-) un besazo

      Eliminar