Mis vecinos tienen sopa..


en castellano..


en Italiano..


en Inglés..


otros idiomas..


Nota:

Hoy es nuevo año del 2012. Es la segunda nota que abro con el mismo empiece y es que hoy hemos comido esta sopa y he querido volver a fotografiarla. Pero me he venido para acá con esta foto, que la quiero poner aquí, porque siento que  aquí tiene más sentido. Te voy a contar el secreto de la cuchara que encabeza este índice tan querido para mí...


Es la cuchara del abuelo Nobis. Se llamaba Ferdinand. Günter no le vio nunca usar otra. Es la cuchara que tenía en el campo de prisioneros y cuando pudo regresar a casa mandó grabar su inicial y en el reverso, la fecha en la que fue hecho prisionero. 25 de agosto de 1944. Ese día, se realizó una llamada desde Francia. Al otro lado de la línea telefónica alguien preguntó: ¿arde París? . Ese alguien era vecino de Braunau am Im a unos 20 kilómetros del pueblito del abuelo. Además, él murió del corazón en el hospital de Braunau... ni una sola coincidencia más. Él no era nazi, era austriaco y fue a dónde le mandaron. Su vida hasta entonces siempre fue así, la de un hombre de pueblo que cuando no trabajaba en lo suyo, repartía carbón para sacarse unos cuartos de más. Un hombre que lloraba de felicidad. Cada vez que le daban una alegría, grande o chica, se echaba a llorar. No lo podía evitar y creo, por lo que me han contado, que tampoco hacía nada por contener el llanto. La felicidad le conmovía el alma. Por cierto, el abuelo  Ferdinand era un sopero mayúsculo:-)