zumo y licor de bayas silvestres de saúco

Bueno, tengo el regustazo de participar en el concurso de comida silvestre que Ajonjoli convoca por segundo año y me sabe a gloria esta entrada porque el año pasado me quedé con una pena tremenda porque cuando me enteré de la idea ya no teníamos nada que recolectar. Ya estábamos con todo recogido esperando las primeras nieves -sí, por aquí a veces el otoño pasa vola'o-.

Me encanta la cultura de la recolección silvestre. Es muy divertida de hacer con niños y un paseo por el bosque se convierte en un juego multiaventura donde además de trotar y saltar tienen que encontrar bayas, frambuesas, avellanas, nueces, lo que haga falta. Para ellos es un juego que les ayuda a comprender mejor el mundo que les rodea y para todos un gusto enorme el saborear las cosas buenas que la naturaleza nos da. Y tengo la suerte de vivir en un zona de mucha bonanza asilvestrada.. como nosotros, que todo hay que decirlo...


El saúco es uno de mis grandes descubrimientos europeos. En España nunca lo había visto y tan solo había oído hablar de él en alguna que otra novela. Aquí lo hay a patadas. Es increíble, me asomo a la ventana y veo saúcos silvestres. En cada camino o cada borde de bosque vas a darte de bruces con un saúco casi seguro.

Cada primavera, aquí es recibida con cierto escepticismo ya que uno no tiene muy claro cuando terminarán las heladas y en nuestras retorcidas mentes siempre revolotea la duda de si aún nos quedará alguna nevada tardía. Pero cuando veo que el saúco florece, sé que ya no hay marcha atrás. La naturaleza tiene un plan de ruta que cumplir y el abrigo no está entre sus planes así que sé que llegó el momento de lanzarlo al fondo del armario y aquí paz y después...después unas chaqueticas abrigadas a mano que no se puede bajar la guardia;-)



Las flores de saúco, junto con el Bärlauch -ajo de oso- son las primeras recolecciones que se hacen cada primavera. Las flores están deliciosas fritas o en sirope , un zumo concentrado que vale tanto para preparar refrescos como para apañar salsas y postres tan ricamente. Desde que el saúco florece hasta que sus frutas están maduras, hemos recolectado ortigas en pascua que se preparan igual que las espinacas, diente de león y otros "verdes" que nos comemos en ensalada, rebozuelos -unas setas llamadas aquí Eierschwammerl-en fin, un amplio surtido de comida silvestre que unido a las cosas ricas que nos da la huertecica del jardín, pues nos ponemos mora'os rebajando de paso el peso del carro del supermercado...


Para finales de agosto, las bayas ya están maduras. Se sabe porque los racimos cuelgan para abajo. Es un fruto que no se vende, o lo coges asilvestrado o como mucho de algún jardín de abuelo porque son los únicos que aún mantienen algún que otro arbusto. No se vende fresco primero porque según se recoge hay que cocinarlo. No se deja guardar. Y la segunda y más importante razón, es que no se puede comer crudo. Tiene una toxina que hace que te pilles unos cólicos de mucho cuidado y la tía solo te la cargas con calor -a 80ºC- así que siempre se consume en zumo o en compota. Esta toxina es la que ha hecho que en muchos cuentos y leyendas, las pócimas mortales se hicieran con corteza o ramas de saúco...

Y nada más lejos porque tanto las flores como las bayas tienen un montón de usos en la medicinal natural y tanto te valen para un roto como para un descosido.  Y es que es uno de los frutos con mayor concentración de vitamina C - 180 miligramos por kilo- así que de siempre, nunca faltaba en las casas como remedio casero para los resfriados -mezcla un poco de sirope en un té o simplemente con agua caliente- es un antiinflamatorio estupendendo y alivia el dolor y los síntomas de la fiebre.. y ojo al temazo, genial como antioxidante y retardar los signos de la edad.. ahhhh, qué quieres, tarde o temprano nos entra el pánico a la arruga y hay que estar en guardia día a día:-)



Y mira lo que son las cosas. Hace un rato me ha picado una avispa - la muy asquerosa-. Inmediátamente me he puesto un trozo de cebolla sobre la picadura pero tenía unos escalofríos y unas punzadas horribles. Me he tomado un vaso de zumo con una proporción de 1/4 de sirope y 3/4 de agua... la inflamación ha desaparecido así como el dolor y los escalofríos:-) y es que la cuenta de la vieja siempre sale...

Así que hala, vamos a darle al saúco para tener algo de cara al otoño, cuando empiecen las corrientes y nos pillen despechugados y de paso, tener un alivio rápido a las picaduras de los bichos asquerosos que a estas alturas empiezan a ponerse nerviosos y lo pagan con el primero que pasa... 

Te dejo dos recetas que se hacen al tiempo. cómo hacer el zumo concentrado o sirope de bayas y una botellica de licor, que si el saúco tiene propiedades conservantes en formato licor ya ni te cuento...



Ingredientes para el zumo concentrado o sirope de bayas de saúco :

  • como 1 kilo más o menos de bayas de saúco
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de ácido cítrico o dos limones
  • 200gr. de azúcar

Preparación:
Desgrana las bayas justo después de haberlas recolectado. En una olla las pones a cocer con el resto de ingredientes. Aunque es una baya ácida el uso del ácido cítrico o limón hace que se conserve más tiempo. Cuece aproximadamente 3/4 hora a fuego lento. Retira del fuego y deja que enfríe. Una vez frío o templado, tienes que colar el zumo con un trapo limpio que colocaras encima del colador. Ve filtrando con paciencia y espachurrando las bayas para que suelten todo su sabor. Una vez terminado, guarda en botellas a ser posible de cristal en un lugar fresco y oscuro.

Ingredientes para el licor de bayas de saúco:
  • 1/4 de litro de sirope de bayas
  • 1/4 de litro de agua
  • 1/2 litro de vodka o de orujo
  • 1 canela en rama
  • unos granos de clavo

Preparación:
Calienta en un cazo el agua con las especias. Deja que cueza a fuego lento unos 20-30 minutos. Deja que enfríe. En una botella, mezcla el sirope, el agua espaciada y el vodka u orujo. Deja reposar en un lugar fresco y oscuro unos cuantos días antes de consumir.

31 comentarios. ¿te animas?

  1. Me encanta todo lo que sea recolectar, conservar y ¡disfrutar!! Un chupito de licorcillo me vendría genial, no tengofichado ningún sauco por la zona pero será cuestión de buscar en su momento.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mai, qué licorcito más rico!!! Y el zumito!. Ayyyy, qué manojo de bayas silvestres... por aquí no tenemos saúcos ni árboles o arbustos que den esas bayas... Qué envidia!!!!
    Un besote y felicitarte por la contribución al concurso de Ajonjolí

    ResponderEliminar
  3. Qué rico todo!!! y qué envidia sana poder recolectar,y pensar que de cría cuando tenía que recoger pimientos, tomates, vainas, alubias, cebollas, puerros, patatas...etc en la huerta me parecía un auténtico coñazo!!! Ahora lo hecho taaanttooo de menos....hasta los higos los tengo que comprar, fíjate que en casa hemos llegado a tener 5 higueras, y ahora donde habían higueras hay vecinos y me quedé sin higos y sin cerezas y sin melocotones y sin peras... qúe lujazo el tuyo, otros prefieren un yate, pero, yo creo que lujo es eso, leche fresca, frambuesas, saúco...etc

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo me gustaría poder ir por el bosque y recolectar frutos y bayas! Eso es calidad de vida y además saber beneficiarte de las propiedades de lo que tienes alrededor y que no ha sido contaminado. Me quedo con un vasito de zumo. gracias.

    ResponderEliminar
  5. Qué deleite de entrada, somos unos privilegiados los que tenemos la naturaleza al alcance de la mano,
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Mai, ¡¡¡pedazo de entrada!!!
    Gracias por tu contribución, has sido la primera ;) Aunque no haya más recetas, ya sólo por la tuya ha merecido la pena convocar el concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marhya!
    Pues a ver si le hechas el ojo a alguno este otoño porque es por si mismo una farmacia campestre de lo más rica. Es verdad que es un gustazo el mundo recolectar pero a veces me vuelvo loca con tanto tarro y tanta botella... aún hace calor y tengo la nevera que no cabe ni un mosquito:-)
    Besos


    Hola Laura!
    Ya pero tenéis otras cosas que tela :-) lo del saúco lo arreglo yo, déjalo de mi cuenta:-D
    Besos


    Hola Intxaurtsu!
    Lo de comprar los higos aún me sangra. Es algo que de chica era impensable. Todos eran silvestres y había vamos, para que nos diera un cólico del empacho a la pandilla entera y ni te imaginas la de críos que eramos. Recuerdo en las vendimias, cuando regresaban los tractores llenos camino de la cooperativa que los chiquillos corríamos detrás pidiendo racimos y no veas como nos poníamos.... tantas cosas que mis hijos, por lo menos de chicos, ya no han llegado a conocer... ojalá estemos a tiempo de retroceder un poco y no en adelantos ni comodidades -que a eso todos tenemos derecho- sino en calidad de vida apostando por un comercio justo y una alimentación más natural y cercana. A ver si hay suerte!

    .. y yo como tú paso de yates y de jets y demás parafernalias. Me quedo con mis tesoritos y con el deseo de que ya nunca me falten:-)
    Besos

    Hola Pilar!
    Qué razón tienes. Mira, tengo un problemón con mis huesos que desde hace un tiempo me traían los dolores de articulaciones fatal. Una vida más saludable, mis paseos por el bosque, con la bici a todas partes, una alimentación sana y manufacturada por estas mismas manitas que ahora teclean... y estoy divinamente. Mejor que nunca, te lo aseguro... y la alegría de ver a mi hijo chico corretear como un loco con una energía maravillosa monte arriba monte abajo.. y a mi mayor, en cambio, lo críe como cualquier crío de ciudad: pegado a la consola y a los congelados que me pasaba 14 horas fuera de casa y se las tenía que apañar solo... me cachis!

    El vasico te lo sirvo ya mismo, bien fresquito que sabe a gloria:-)
    Besos


    Hola Miren!
    completamente de acuerdo. Uy, y por allá arriba anda que no tenéis buenas granjas y buenos caseríos... y bonitos paseos:-)
    Besos

    Hola Ajonjoli!
    jajajaja! anda que no he corrido porque la final se me echó el tiempo encima. Esta mañana nos ha tocado un pequeñico tour en bici y he vuelto con unas ganas de siesta que no veas pero me he dicho. "quita niña que tienes que ser la primera" y mira, llegó la maldita avispa a despertarme de un respingo la tía asquerosa.. pero te juro que el zumito de saúco que me he tomado ha sido mano de santo:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Eres muy afortunada por tener cerca estas bayas de saúco. Aquí sería imposible conseguirlas. Gracias por compartir tus fotos y todos tus conocimientos sobre las propiedades de estas bayas. Saludos y hasta pronto, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  9. Hola Maite!
    Desde luego para los que te seguimos desde el mediterraneo estas frutas que nos muestras ultimamente son bien exoticas.
    Yo estoy preparando mermelada de higos....exotico por ahi arriba no?
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  10. ja ja yo también siempre pensé que soy bastante asilvestrada.
    Me acuerdo ya haber hablado con vos del saúco , acá se encuentra en la Patagonia. Hace poco mi papá me comentaba que tenía un potecito de dulce de saúco que le habían regalado y que estaba delicioso.
    No sabés lo que me gustaría andar por esos lares y no es envidia cochina, eh? es solo una necesidad de estar conectada a esas otras cosas que tanto bien hacen.
    Por acá, de silvestre nada de nada che. Solo los yuyos que crecen entre el cemento y que son incomibles. Me deleitaré con el aporte de todos.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. wow! cuanta envidia! ya me gustaría poder seguir tus recetas pero por acá no existe el saúco, y las bayas tampoco las podré conseguir. hace rato que estoy persiguiendo el licor de saúco para poder utilizar en postres, pero tampoco lo encuentro... :o(

    ResponderEliminar
  12. No sabes como me gustaría copiarte la receta pero por aquí eso del saúco no lo he visto....
    el zumo ha de estar riquísimo y el licorcito ya no te digo.
    Ahora me entero que la cebolla va bien para las picadas de avispa....
    Una entrada muy guapa Maite...no sabes la suerte que tienes de vivir rodeada de naturaleza...eso no se paga con nada.
    un besazo

    ResponderEliminar
  13. Hola Mai!!! qué ganas tenía de volver a visitarte, después de un período de ausencia.
    Vaya suerte poder vivir en una zona donde es fácil encontrar bayas silvestres!!! Me encanta lo que has elaborado con estas delicias. Una exquisitez.

    Besitos preciosa,

    ResponderEliminar
  14. Hola Mai!!! qué ganas tenía de volver a visitarte, después de un período de ausencia.
    Vaya suerte poder vivir en una zona donde es fácil encontrar bayas silvestres!!! Me encanta lo que has elaborado con estas delicias. Una exquisitez.

    Besitos preciosa,

    ResponderEliminar
  15. qué envidia!! por aquí no hay nada de esas maravillas... el otro día fui al campo pretendiendo coger moras, y me vine ¡casi con 6! qué frustración!

    ResponderEliminar
  16. Pues sí, es una suerte poder salir y recoger bayas y frutas varias. Qué maravilla!
    Ese zumo tiene que estar muy rico, bien cargadito de bitamina C y antioxidantes... y en cuanto al licor, no lo he probado, pero sí que me gustaría ;-)
    Besos y sigue recolectando cosas :-)
    PD: Ah, y suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  17. Eso es lo mejor, poder hacer la recolecta de los frutos uno mismo.... genial la receta.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  18. Hola Mary!
    Si que es verdad. Supongo que esto viene a compensar todas las cosas ricas que hay en España y que aquí añoro tanto:-)
    Besos


    Maryam!!!!
    cómo estás, querida mía!? cuánto te he hechado de menos y miles de veces me he dicho "voy a escribirla" pero cachis! mi mundo tecla está completamente caótico hasta que Lucas vuelva al cole:-) Exótico? exotiquísimo:-) las brebas que llegan son malas y carísimas así que tu mermelada me pone los dientes muuuy largos:-P
    Besos


    Hola Erika!
    sí, claro que me acuerdo y recuerdo que me sorprendió porque el saúco siempre lo había relaccionado con los druidas celtas y con los vikingos... y mira, en la patagonia también hay "druidas";-)

    No me cabe duda de lo mucho que ibaís a disfrutar Lucas y tú y me temo que habría que ataros para regresaros de nuevo a casa:-D
    Besos


    Hola Sole!
    Imagino lo complicado, yo en España nunca he visto ni sirope ni licor y eso que supuestamente en el norte de la peninsula hay... una pena!
    Besos


    Hola Núria!
    Para cuando pase por Barcelona, que va a ser pronto, te dejo un par de botellicas, una de sirope de flores y otra de bayas:-)
    Besos


    Hola Suny!
    Bienvenida! espero que el síndrome postvacacional ya esté superado y estés a tope y renovada:-)
    Besos


    hola Antonia!
    Ainsss, las zarzamoras se están perdiendo a causa de nuestra degradación. Pasa como las higueras que a medida que el brazo de la urbanición crece, ellas desaparecen... yo me acuerdo de coger cubos de chica en Guadarrama... me cachis!
    Besos


    Hola Elena!
    jajaj, sí, yo sigo hasta que ya no quede nada:-D
    Besos


    hola Toñi!
    de verdad que sí:-) muchas gracias,
    Besos

    Hola Visc!
    cómo estás?! un tesoro de los grande:-)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Gracias por tu comentario, qué suerte tuviste de trabajar en el libro de S.Ortega. El saúco me gusta mucho y me lo descubrió una amiga suca por que allí beben mucho el el té de saúco y también uilizan el sirope para mezclar con el agua.
    Pero realmente cuando me quedé prendada del saúco fue cuando probé en Holanda el licor y mermelada de sus bayas,un flipe.A mí siempre me da miedo recolectar sus bayas, nunca estoy segura de que árbol es.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Gracias por pasarte por mi blog y por tus palabras.
    Me encantó tu entrada, la receta y tus blogs son muy buenos. Vivo en el campo y en estos momentos estoy preparando mi huerta para plantar y luego cosechar luego asi que ya te imaginas como disfruto y comparto lo que escribes.
    Bss
    Tita

    ResponderEliminar
  21. Qué lujo, Mai!!
    Adoro las conservas!!!
    Un besote!
    IDania

    ResponderEliminar
  22. Cris, guapísima! encantada de la vida con vuestra nueva aventura que ya ves que tengo motivos para que me sepa especialmente bonita. Ya me hubiera gustado haber participado en la edición del libro pero no,fué en la versión interactiva:-) A mí me gusta mucho con té aunque tengo verdadera adicción a los refrescos de frutas rojas en general y en casa siempre hay varios tipos de siropes para meclar con agua -natural o con gas, que a mi todo me vale si lleva frutas-. Y ves? el licor es más cosa del Günter.. a mi me va ás ese limoncello dulce y fresquito que aún reposa en mi nevera:-)
    Besos


    Querida Tita! un placer como siempre. Ahhh, tu preparas tu huerta y yo ya voy poco a poco recogiéndola. Ya empieza a hacer frío por las noches y llega el momento de ir recogiendo y "enfrascando" ... que corta se me hace la temporada:-)
    Besos


    Mi querida IDania!
    qué tal las vacaciones!? espero que hayas disfrutado mucho... qué andas cocinando que huele tan bien? me paso por tu ventana a mira que se cuece:-)
    BEsos

    ResponderEliminar
  23. Qué envidia Mai! Seguro que pasáis unos ratos muy agradables recolectando. Por cierto, mil gracias por poner el logo de 1080fotos ;) Bss guapa!

    ResponderEliminar
  24. Hola,

    una austrica escribiendote desde Barcelona, que divertida la vida. Este sabado iremos a ayudar a un amigo a recolectar las bayas de sauco. Aquí en la zona de Garrotxa hay un mogollon y las queremos usar para hacer sirope y/o mermelada (si encontramos una receta!). Nos podrias explicar como haces el desgranar? O bien si pueden dejarse durante la cocción y quedarian en el tamiz una vez escuridas?

    Gracias por compartir tus recetas. Ha sido divertido leer tu manera de escribir.

    Abrazos desde Barcelona.
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lena!!!!
      cuánto siento haber tardado tanto en contestarte. Mi gmail ha tenido unos días de gran colapso, un caos tochísimo -enorme, a mogollón-, y ahora que hacía una comprobación contestando mails y comentarios zas! está tu mensaje!!!! qué alegría y qué gracia.

      Nos hemos cruzado, verdad? Nosotros vivimos en Leoben y estamos completamente rodeados de sauco. Sabes que mucha gente de Cataluña me ha preguntado si sabía dónde podrían encontrar sauco... pues mira, ya se donde. La receta del sirope está aquí, en este post, el zumo que hago es muy concentrado y sale delicioso. Tenemos problemas para conservarlo porque fermenta rápido y se convierte en "Most" en un visto y no visto...

      Desgranado de las bayas lo hago a mano, tal cual, no tiene misterios ya que se dejan quitar bastante bien. Un poco pesada la labor, eso sí pero sin problemas. Filtro son un colador y un paño para evitar que se filtren restos de la fruta. Eso sí, uso un trapo limpio pero de los viejos porque luego no tiene remedio, se echa a perder...

      Y una receta que vi el otro día de Holler con ciruelas. La combinación desde luego, de lo más diurética:-P

      http://turbohausfrau.blogspot.co.at/2012/08/holler-zwetschken-marmelade.html

      Espero que mi respuesta no llegue demasiado tarde... por cierto, en la siguiente entrada voy a publicar unas fotos del Grünersee -no sé si lo conoces, cerca de Bruck am der Mur y Leoben...

      un beso grande y si necesitas algo de aquí no dudes en pedírmelo,

      Eliminar
  25. Me ha encantado tu post. Resulta que he visto mil veces el s'auco y ni caso...lo que es la ignorancia, ji,ji Vivi en un pueblito castellano que me brinda la ocasi'on de recolectar higos, setas, pi;ones y moooras, muchas moras. A partir de ahora tambien flores y bayas de sauco y muerte a las avispas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Sr. Lobo,

      Piñones! cómo me gustaría... como en esta vida no se puede tener de todo, echo mucho en faltas las recolecciones españolas:-) disfruta del sauco, ya verás que sorpresa
      Un beso

      Eliminar
  26. Holaa!! una pregunta, necesito conseguir bayas de sauco para un enfermo con cancer.. me dijeron que les hace bien.. lo necesitaria en forma urgente, yo vivo en posadas-misiones, donde puedo conseguir? Muchisimas gracias!!

    ResponderEliminar
  27. En Galicia es un árbol muy habitual. Yo lo "uso" mucho. Llegue aquí por casualidade y mira tu, este licor es muy parecido al as ue yo hago. Apertas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruan, muchas gracias por tu comentario. Me alegro que la casualidad y las bayas de saúco nos hayan acercado :-) un abrazo

      Eliminar